MALENA. MEJOR VIDENTE REAL DEL 2019 POR SUS ACIERTOS Y POR SU SENSIBILIDAD CON LAS PERSONAS.

Recomendada por el prestigioso blog Buenas videntes como la vidente fiable más recomendada para este 2020.

REFERENCIA Guía de Buenas videntes

Malena es una mujer de reconocida experiencia y con una trayectoria muy amplia en el mundo de la videncia fiable y el tarot. Es una mujer paciente que escucha y trata de encontrar la mejor manera de ayudarte y de proyectar su energía hacia ti. Es más, sus clientes incluso afirman que se queda con tu energía negativa y la cambia por su positividad, lo cual,   es un gran Don. Nada más hablar con ella tendrás la sensación de que te conoce de toda la vida. La podemos considerar como una de las videntes buenas.

“Guía de buenas videntes”

Descubrí el Don que poseo gracias a una mala experiencia en mi vida. Todo se puede superar y sacar algo bueno de ello.

Quiero compartir una experiencia sensitiva contigo.

Algunas personas nacen con el Don de la videncia real sensitiva, o con la sensibilidad para predecir las acciones futuras, y otras como yo, lo adquieren al superar una situación cercana al más allá. Gracias a esta experiencia me convertí en una vidente real; una vidente fiable. Hace ya 25 años que sufrí una terrible enfermedad. Caí en un pozo sin fondo y todo era negro y negativo. Pero una buena mañana, y quiero recalcar buena porque cambió mi vida, algo sucedió. Algo se desarrolló dentro de mí y lo sentí por primera vez aquella mañana. Mi sensibilidad había cambiado y me di cuenta porque después de aquella noche fatídica, empecé a sentir a través de la energía que fluía de cada ser vivo sus acciones futuras. Sentí la energía de la videncia real canalizadora.

Me gustaría compartirlo contigo. Eran las 9 de la mañana y la enfermera entró como cada mañana a tomarme la tensión y la temperatura, pero aquella mañana fue distinta. Al verla entrar pude ver un aura de luz a su alrededor. Un aura que se estaba apagando y yo podía verlo y sentirlo. Sin saber de que manera ni un porqué sentía lo que le ocurría a aquella mujer y podía ver el final de aquel problema: Está con otra y pretende dejarte…le dije. Ella me miró y se le humedecieron los ojos. ¿Cómo lo puedes saber? Me preguntó. Me encogí de hombros y le respondí que no sabia como pero que lo sabía. Se sentó en el lateral de mi cama y yo le conté todo lo que estaba ocurriendo alrededor de su vida. Un mes después, en una revisión con el oncólogo me crucé en un pasillo con aquella enfermera, me miró y me abrazó dándome las gracias por abrirle los ojos. Su vida se había arreglado, había dejado a aquel hombre y ahora era una mujer nueva, con una nueva vida, feliz y próspera. Fue entonces cuando supe que debía de usar esa videncia energética y sensitiva para ayudar a la gente, que como tú, necesita salir de ese agujero oscuro que no te deja prosperar y ser feliz.